Mi unicornio 

Hace 16 años, salí de casa a comerme la vida, a dejarme retar y a llenarme. Yo siempre fui de echar p’alante y subirme las mangas hasta los codos, con coraje.Madre, la que me esperaba; la de vueltas y callejones que he ido sorteando… hasta que los baches casi se han cargado mi suspensión.

Con la boca pequeña, el puño entrecerrado y tragando el susto, aún me dejo llevar más de lo que debería: yo es que veo una luz y allá que me tiro. 

Menos mal que cuando no se abre el paracaídas, acaba llegando un coche con primeros auxilios.

Tengo pequeñas cicatrices pero ya no duelen a vuestro lado. Tengo más arrugas pero es que aquí no me canso de ser libre y reír a carcajadas.

Gracias por las tiritas y los arrumacos. 

Son mi unicornio y me dan la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: